Retardo Lectrográfico Afásico

Se  manifiesta por presentar fallas en la comprensión y en la elocución verbal y que secundariamente afecta la adquisición de la lectura, escritura, el cálculo y las nociones matemáticas. Es por una deficiencia en la actividad analítico-sintética del analizador verbal, que corresponde con los aspectos semánticos del lenguaje, su secuela puede manifestarse en las dificultades muy leves de las compresión (aspectos más abstractos o de sintaxis más compleja) o de la elocución (neologismos, anomia, parafasias) .Abarca todos los aspectos del aprendizaje escolar: lectoescritura y nociones matemáticas. Causa más comunes  Entre los factores que pueden originar esta patología, se encuentran los: 1. Aspectos Genéticos: se ha determinado un gen dominante alojado en uno de los cromosomas autosómicos. Existe la evidencia de genes afectados: DYX1C1 en el cromosoma 15q21; DYX2; en el cromosoma 6p21.1, DYX3 en el cromosoma 2p16-p15, DYX5 en el cromosoma 3p12-q13, DYX6 en el cromosoma 18p11.2, DYX8 en el cromosoma 1p36-p34 y en el DYX9 en el cromosoma Xq27.3. 2. Causas Pre, Peri y Postnatales pueden ocasionar en el Sistema Nervioso Central la presencia de alguna alteración estructural, bioquímica o metabólic difusa. 3. Edad de los Padres. 4. Desnutrición intra y extrauterina. 5. Relaciones afectivas inadecuadas entre los padres y los niños. 6. Lateralidad contrariada. 7. Alteraciones del esquema corporal. 8. Enfermedades Crónicas. 9. Método Pedagógico deficiente. 10. Factores Socioculturales y Económicos. 11. Se calcula que entre el 20 y el 40% de los casos, no se encuentra una causa que justifique la presencia de esta patología. Presentan alteraciones de la actividad analítica-sintética del analizador auditivo el cual permite el análisis y síntesis de los sonidos y posibilita la compresión de la información sonora. Lectura oral a nivel grafemático hay confusión de grafemas que tienen similitud fonética ejemplo :m,n,d,b,p,t,f,s,i,e . Pueden ser o no solo resultado de las dificultades de la síntesis, si no que pueden responder a preservaciones de grafemas que fueron reconocidos o emitidos anteriormente. A nivel monosilábico son por las alteraciones para lograr las síntesis silábicas, el deletreo se continua con latencias hasta la integración de la silaba, en casos más severos no pueden separarse de éste. A nivel poli silábico con dificultades en deletreo monosilábico con integración de la palabra entera: m-a-s-a, deletreo y silabeo monosilábico con integración de la palabra entera :m-a-s-a , ma-sa , masa .Silabeo sin integración : ma-sa.. Silabeo con integración ma-sa , masa . Lectura por señalamiento: Se encuentra en el nivel grafemático dificultades similares a las de la lectura oral: -Supresión de una letra especialmente consonante: “o” por “do”, ”as” o “la” por “las”. -Transposición de letras: “le “ por “el” ,”sal” por “las”. -Agregado de sílabas que llevan a la conformación de palabras conocidas por el niño: “paloma” por “palo”. -Agregados de silabas o letras por perseveración: “sillal” por “silla”, “casasa” por “casa”. En polisílabos se suman fusiones de 2 palabras de silabas de una palabra en la palabra siguiente, fraccionamiento de palabras o simultáneamente fraccionamiento y fusión con palabras anteriores y posteriores, “lasopa” por “la sopa”, “laca misa” por “la camisa”. También se omiten los signos prosódicos, lo que los confunde más en la progresión del dictado. En los niveles mono y poli silábico, la respuesta es un poco más rápida para la lectura de silbas formadas por consonantes y vocales diferentes. Por ejemplo: “ma”, “se “ , “li”, ”pu”. A diferencia de silabas formadas por distintas consonantes combinadas por la misma vocal hay un aumento de latencias y las confusiones en los grafemas señalados en la lectura oral. Por ejemplo: “ma” , “sa” , “la”. En lectura de polisílabos con significado (palabras) hay mayor rapidez y precisión. Escritura automática: A nivel grafemático del dictado hay alteraciones en ortografía ya que existe aumento de la dificultad para la evocación de grafemas. Copia: Se realiza letra por letra, silaba por silaba o palabra por palabra con menores errores ortográficos que en el dictado. Escritura espontanea: Se agrega el mal uso de signos de puntuación y su desconocimiento y la falta de mayúsculas siendo incomprensible. Dictado: Ocupa el 2do lugar en orden de dificultades ya que el modelo auditivo correcto de la persona que dicta opera como una facilitación. Copia: menor número de dificultades por la representación grafica. Actuando como facilitadora: agregándose el procedimiento que usa para copiar disminuyendo errores. Aspecto Semántico-Sintáctico de la lectura: Los errores cometidos al decodificar los significados de la lectura revela que son más frecuentes con las palabras de más alto nivel categorial, hay problema en sintetizar la idea esencial y jerarquizarla, con relación a la idea secundaria. También hay alteración en la evocación del texto leído o interpretación de las palabras más allá de su significado inmediato. Resultado de la falta de comprensión de los significados en los respectivos planos. (Trastorno Cardinal del Síndrome Afásico). Comprensión peor en lectura silenciosa que en oral. Escritura comprensiva: Tiene las siguientes características: -Anomias con sustitución de vocablos por parónimos, circunloquios, o neologismos (verbos, adverbios y por ultimo sustantivos). -Mala utilización de tiempos verbales y concordancias de género y número -No se hace uso de oraciones subordinantes. Nociones matemáticas: Recaen más en nociones matemáticas que sobre el cálculo, las primeras requieren la contribución de capacidad de conceptualización necesitando la adquisición de abstracción y generalización durante el aprendizaje del lenguaje, el segundo en cambio necesita hábitos y automatizaciones, puede existir combinación de ambas. La multiplicación está muy afectada porque implica sumas y tablas. En las ecuaciones simples hay falta de comprensión de fundamentos de operaciones aritméticas elementales, necesitando el apoyo concreto de los dedos para realizar sumas elementales y aun así se confunden con facilidad REHABILITACIÓN El método fundamental que se utilizará es el sónico-discriminativo, es decir, la correlación del sonido con su articulación utilizando como soporte la imagen oral de la palabra, imagen auditiva y la asociación semántica.

 

Consultorio Educavi

Consultorio Educavi

Anuncios

Audición

Es importante conocer la repercusión que puede ocasionar cualquier problema en el sistema auditivo sobre el desarrollo del niño, principalmente en su lenguaje.

Necesitamos determinar si el problema es congénito, adquirido, el grado y la localización de la lesión. De acuerdo a estos datos se puede diferenciar entre hipoacusia y sordera.

La diferencia radica principalmente en el grado de la afección de la audición.

Hipoacusia se refiere a la disminución de la agudeza auditiva que permite desarrollar el lenguaje.

La sordera es la pérdida de la agudeza auditiva, por lo que se tiene un oído no funcional para la conversación ordinaria.

Se han presentado diferentes clasificaciones de la hipoacusia, enfocadas a las siguientes características generales:

1. Edad de presentación.- puede ser al nacimiento, en la etapa perinatal o adquirida posteriormente.

2. Su relación con el lenguaje.- prelingüística o postlingüística.

3. Sitio de la lesión.- oído externo, medio, interno o en el nervio auditivo.

4. Grado de profundidad.- uni o bilateral; media, moderada, moderadamente severa, severa o profunda.

5. Por su etología.- sumamente variada en las que destacan las hereditarias o infecciosas.

Retardo en el desarrollo del habla o del lenguaje

 

terapia-lenguaje-abc

Su hijo ya tiene 2 años y apenas habla? Dice unas pocas palabras en comparación con otros niños de su edad?

Recuerda que algún familiar era capaz de hilvanar frases a la misma edad.

Con la esperanza de que su hijo se ponga al día más adelante, usted pospone la ayuda profesional.

Algunos niños caminan  temprano en el proceso de desarrollo y hay otros que hablan muy pronto, se dice. No hay motivo para preocuparse…

Esta situación es bastante habitual entre los padres de niños en quienes el lenguaje se desarrolla más despacio de lo habitual. A no ser que observen retrasos en otras áreas del desarrollo inicial del niño, los padres pueden tener dudas sobre si deberían o no solicitar ayuda profesional. Algunos justifican el retraso del habla de su hijo diciéndose a sí mismos que “con la edad, ya lo superará” o que “a su hijo le interesa más moverse que hablar”.

El desarrollo del habla y el lenguaje varía en los niños. Los profesionales de la salud miden los hitos de desarrollo normales para determinar si un niño está en el buen camino o si puede necesitar ayuda extra. Por ejemplo, un niño de un año de edad, generalmente balbucea una o dos palabras como “papá”, “mamá”, “ajó” o “agua”.

A veces, un retraso puede ser causado por la pérdida de audición, mientras que otras veces puede deberse a un trastorno del habla o del lenguaje. Los trastornos del lenguaje pueden significar que el niño tiene problemas para entender lo que otros dicen o dificultades para compartir sus pensamientos. Los niños que tienen problemas para producir los sonidos del habla correctamente o que dudan o tartamudean al hablar pueden tener un trastorno del habla.

La diferencia entre el habla y el lenguaje

El habla y el lenguaje suelen confundirse entre sí, pero hay una diferencia importante entre ambos:

  • El habla es la expresión verbal del lenguaje e incluye la articulación, que es el modo en que se forman los sonidos y las palabras.
  • El lenguaje es mucho más amplio que el habla y abarca el sistema completo de expresar y recibir información de una forma coherente. Se refiere a entender y ser entendido a través de la comunicación, sea verbal, no verbal o escrita.

A pesar de que los problemas relacionados con el habla y con el lenguaje difieren, a menudo se combinan entre sí es decir.

Un niño con un problema de lenguaje puede pronunciar correctamente las palabras pero ser incapaz de combinar más de dos palabras en una frase. El habla de otro niño puede ser difícil de entender, aunque sea capaz de utilizar palabras y frases paras expresar sus ideas. Y otro niño puede hablar bien y con claridad pero tener dificultades para seguir instrucciones.

Señales de alarma de un posible problema:

Si le preocupa el desarrollo del habla y del lenguaje de su hijo, he aquí algunos de los aspectos en que debería fijarse.

Un niño que no reacciona al sonido o que no vocaliza sería un buen motivo de preocupación. Entre los 12 y los 24 meses, otros motivos de preocupación incluyen los siguientes:

  • con 12 meses, no utiliza gestos, como señalar o despedirse con la mano
  • con 18 meses, prefiere comunicarse con gestos, en vez de con vocalizaciones
  • con 18 meses, tiene dificultades para imitar sonidos
  • tiene dificultades para entender comandos verbales simples

Solicite una evaluación profesional de un niño de más de dos años si:

  • solo imita el habla o los actos ajenos pero no genera palabras o frases de forma espontánea
  • solo produce determinados sonidos o palabras de forma repetida y no puede utilizar el lenguaje oral para comunicar más que sus necesidades inmediatas
  • no puede seguir instrucciones simples
  • tiene un tono de voz o una pronunciación extraña (áspera o nasal, por ejemplo)
  • cuesta más entenderle de lo que sería esperable por su edad. Los padres y cuidadores habituales deberían entender la mitad del habla de un niño de dos años y aproximadamente tres cuartas partes del habla de uno de tres años. Con cuatro años, a un niño se le debería entender prácticamente todo, incluso personas que no lo conocen.

Muchos factores pueden provocar retrasos en el desarrollo del habla y del lenguaje, por ejemplo:

  • Causas emocionales
  • Fallas en la comprensión
  • Fallas en la articulación
  • Hipoacusia o sordera
  • Alteraciones en la discriminación auditiva
  • Tartamudez
  • Causa física o funcional

entre otras.

Esperamos sus comentarios.

 

A %d blogueros les gusta esto: